Ejercito Nacional de Colombia

Los Gaula del Ejército cuentan con los mejores hombres para combatir el secuestro

Este flagelo ha tenido un revés importante en los últimos años gracias al trabajo de la fuerza pública, de los 3.572 secuestros registrados en el 2000, la cifra más alta en la historia, se ha disminuido progresivamente de los 521 casos en el 2007, se pasó a 437 en el 2008.
En un comparativo del año 2002 al 2008, el secuestro extorsivo registró una disminución del 88.4% al pasar de 1.708 casos a 198, mientras el secuestro general presentó una reducción del 84,8% al pasar de 2.882 hechos a 437, de acuerdo a cifras oficiales.

Este trabajo en gran parte es el resultado de los GAULA, unidades elite creadas por la Ley 282 de 1996, exclusivamente dedicadas a evitar y actuar en contra del secuestro y la extorsión. Esta conformado por personal altamente calificado para llevar a cabo operaciones de rescate de secuestrados y desmantelamiento de bandas criminales causantes de los delitos que afectan la libertad personal de los colombianos.

De igual modo, existe una interinstitucionalidad en los GAULA que garantiza una auto-fiscalización de los procedimientos, ya que está conformado por personal del DAS, CTI, Fiscalía y Fuerzas Militares. En este momento el país cuenta con 16 GAULA del Ejército y dos de la Armada Nacional.

Estos valiosos resultados, en que se observa una disminución notoria del secuestro, son el compendio de coordinación, trabajo en equipo y precisión, elementos necesarios para llevar a cabo un rescate de secuestrados por parte de los Gaula militares; los hombres pertenecientes a estas unidades se entrenan constantemente para obtener excelentes resultados operacionales.

La instrucción y reentrenamiento de alto nivel se brinda durante el Curso de Respuesta a Crisis (CRT). Los hombres que componen estos grupos, reciben de forma programada la información y entrenamiento necesarios para actuar de forma rápida y efectiva contra el secuestro.

La Escuela de Entrenamiento Conjunto de Gaula Militares, es la encargada de preparar a militares del Ejército, Armada y Policía Nacional, en los procedimientos operaciones que se deben adelantar para frustrar un secuestro.

Instructores capacitados en Estados Unidos y con una vasta experiencia, han entrenado a más de 2 mil hombres en campos especiales compuestos por una casa de tiro blindada, polígonos para armas largas, cortas y tiradores de alta precisión, áreas para práctica de brecheo o manejo de explosivos y áreas de entrenamiento físico e instrucción.

Esta capacitación está complementada con los mejores mecanismos para combatir a los secuestradores, entre ellos una dotación que comprende de un equipo exclusivo de acuerdo al entrenamiento, como fusiles M4 con mira especial de puntería para día y noche, luz infrarroja, linterna táctica de asalto, pistola Glock 17, muy segura y rápida para operar y fusiles AR10T para tiradores escogidos.

Es por ello que la completa instrucción y profesionalismo de los Grupos de Acción Unificada para la libertad de personal y la constante colaboración de la población civil, con información oportuna a las líneas 146 y 147, ha logrado disminuir el secuestro en el país. El trabajo continua y la tarea se está cumpliendo, todos los colombianos seguros y libres.