CENAE

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Centro Nacional de Entrenamiento -   Medios Informaticos -   Noticias -   El colombo – japonés Kenji Orito Díaz visitó el Fuerte Militar de Tolemaida

Fin barra de navegación de las migas


El colombo – japonés Kenji Orito Díaz visitó el Fuerte Militar de Tolemaida

09 de mayo de 2011

“De todos los principios y valores que tienen los militares me llama mucho la atención el de la honestidad. Para mí es la consecuencia o el resultado de una vida en integridad. Me gusta mucho la palabra FE, creo que abarca demasiadas cosas, como la esperanza en medio de la situación que tenemos. Un lenguaje de fe, es muy importante, porque Colombia necesita una alta dosis de confianza en lo que se hace”, fue uno de los tantos mensajes que Kenji Orito Díaz transmitió en su visita al Fuerte Militar de Tolemaida.
Muy temprano en la mañana el colombo-japonés, destacado entre los Diez Jóvenes Sobresalientes de Colombia 2010, por su Servicio Humanitario y Voluntario en Ciudad Bolívar de Bogotá, donde vive actualmente, llegó para compartir su experiencia de vida con los Oficiales, Suboficiales y personal civil de la unidad.

Luego de haber vivido como consecuencia del trabajo de su padre japonés, en países como Japón, Costa Rica, Panamá y Colombia, este joven está en la capacidad de realizar análisis muy profundo sobre la causa de la pobreza en Colombia.

Durante una hora y media, se dirigió a los asistentes de la conferencia, que llamó mucho la atención porque con una dosis de humor, logró hacer una reflexión muy detallada sobre el país y sus habitantes, llegando hasta el punto de afirmar que “los colombianos son más inteligentes que los japoneses, sólo que no son disciplinados” y que Colombia “no es un país pobre, sino con mentalidad de pobreza”.

Abordando otros temas como que Colombia, es el país más rico del mundo, el colombo-japonés, se ganó la atención de los militares, a quienes de igual manera, les habló de la importancia que tiene la familia y el rol que representa para sus vidas el ser buenos padres, esposos, hermanos y ciudadanos.

De igual manera, manifestó a los militares lo valioso de expresar lo que se siente a los seres queridos porque quizás, esa fue una de las razones por las que no hizo parte de las 32.000 mil personas que anualmente se suicidan en Japón. “Yo me salvé porque en Colombia hasta el vecino lo abraza a uno”. Kenji, cada vez que estaba en vacaciones, viajaba al país a compartir con sus abuelos maternos y con los habitantes del sur Bogotá, a quienes admira profundamente.

Finalmente, aseguró que no hay satisfacción más grande que la de ayudar a los más necesitados y hacer obras sociales “porque mucho más que materia y posesiones, somos personas y eso es lo más importante. El trabajo social es la riqueza más grande que un ser humano puede tener y esa, no se la quita nadie. Lo único que nos llevamos es la alegría de haber a ayudado a los demás”.
Por eso instó a los soldados de la Patria, por quienes guarda un profundo respeto y admiración, a continuar con la labor que a diario realizan: la de alcanzar la paz en Colombia personas”. Sé que estoy hablando con unas personas que aunque no conozco sus grados, son héroes de nuestro país. Respeto su trabajo, la mayoría de las victorias se las debemos a ustedes”.
COMPARTIR

FUERTE MILITAR DE TOLEMAIDA NILO-CUNDINARMARCA
Horario Atencion: 08:00 - 12:00 y 14:00 - 18:00
cenae@ejercito.mil.co - ayudantiacenae@ejercito.mil