Ejercito Nacional de Colombia

Jaque, ocho años de la más exitosa de las operaciones

06 de julio de 2016

Ante la necesidad de rescatar 15 secuestrados que se encontraban en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), entre ellos militares, extranjeros y una excandidata presidencial, el Ejército Nacional planeó y ejecutó en julio de 2008 una de las obras maestras de estrategia militar más sublimes en la historia del país: la Operación Jaque.
Por medio de inteligencia militar, el Ejército Nacional infiltró al secretariado de las Farc y a la cuadrilla que mantenía a los secuestrados en cautiverio. Actuando como parte de una Organización No Gubernamental (ONG) lograron convencer a los miembros de las Farc de la necesidad que había de trasladar a los secuestrados para llevarlos ante el nuevo comandante de esa guerrilla, alias Alfonso Cano, en el marco de un intercambio humanitario.

Todo el proceso requirió de una preparación previa por parte del personal seleccionado para adelantar la Operación. El Ejército Nacional, comprometido con el bienestar de todos los colombianos, planeó detenidamente cada detalle que permitiera cumplir con el objetivo de liberar a 15 personas.

Los militares, además de asimilar el rol asignado, los términos empleados, el acento y el tiempo estimado para cada acción, dispusieron de toda la logística necesaria para despistar a las Farc.

La operación Jaque reconocida internacionalmente por las excelentes capacidades y destrezas de la Institución, es tan solo una muestra de los logros obtenidos por la Fuerza al servicio del país. Planeamiento, audacia, efectividad y contundencia fueron puntos claves en el éxito de la operación que devolvió la esperanza a 15 personas privadas de la libertad y sometidas a todo tipo de represiones e irrespeto de sus derechos.

Este fue uno de los momentos más significativos y alegres en la historia del país, dando a conocer la valentía, arrojo y entrega de los héroes de Colombia, dispuestos a dar la vida por salvaguardar la de sus compatriotas.La operación Jaque es, sin duda, una misión de rescate sin precedentes, perfecta y recordada por su contundencia. Con profundo orgullo, reiteramos nuestro compromiso en la defensa y protección de toda la población siempre buscando que reine la tan anhelada paz.