Ejercito Nacional de Colombia

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Inicioimagen no disponible INFORMES Y NOTICIASimagen no disponible Noticiasimagen no disponible El Ejército Nacional en coordinación con la Policía Nacional, logran gran golpe al grupo armado organizado GAO residual frente 40 al mando de alias Calarcá con ubicación de un depósito ilegal

Fin barra de navegación de las migas


El Ejército Nacional en coordinación con la Policía Nacional, logran gran golpe al grupo armado organizado GAO residual frente 40 al mando de alias Calarcá con ubicación de un depósito ilegal

13 de febrero de 2018

El Ejército Nacional en coordinación con la Policía Nacional, logran gran golpe al grupo armado organizado GAO residual frente 40 al mando de alias Calarcá con ubicación de un depósito ilegal Entre el material hallado se encontraron 120 kilos de explosivo R1, un mortero artesanal de 60 mm y dos granadas para mortero.
Ampliar Imagen [+]
En zona rural de la vereda La Carbonera, en Mesetas, Meta, se halló un deposito en el cual se ocultaba abundante material de guerra.
En desarrollo de operaciones de control territorial, la Séptima Brigada del Ejército Nacional con tropas del Batallón de Infantería n. 21 Batalla Pantano de Vargas y en un trabajo coordinado con el Grupo Integrado Contra Estructuras de Crimen Organizado de la Región de Policía n. 7, se logra la ubicación de un depósito ilegal con abundante material explosivo perteneciente al GAO residual frente 40, al mando de alias Calarcá, previniendo con esto acciones terroristas a la Fuerza Pública y la población civil.

Mediante labores de inteligencia militar, se logró la ubicación de un depósito ilegal en zona rural de la vereda La Carbonera del municipio de Mesetas en el departamento del Meta, a una hora de recorrido en vehículo desde la cabecera municipal.

En este lugar se encuentra abundante material de guerra y explosivos que se caracterizan por su alto poder de destrucción, velocidad de detonación y amplio alcance, entre los que se encuentran: 120 kilos de explosivo R1, un mortero artesanal de 60 mm y dos granadas para mortero, con las que se pretendían efectuar acciones terroristas en el departamento del Meta.

Con este importante resultado se logra frustrar las intenciones criminales del máximo cabecilla de los Grupos Armados Organizados residuales que delinquen en el departamento, alias Gentil Duarte, protegiendo el bienestar y la tranquilidad de los habitantes de Suroriente Colombiano.