Ejercito Nacional de Colombia

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Inicioimagen no disponible INFORMES Y NOTICIASimagen no disponible Ejército en los mediosimagen no disponible La Policía y el Ejército en el Quindío reciben a tres desmovilizados del Eln

Fin barra de navegación de las migas


La Policía y el Ejército en el Quindío reciben a tres desmovilizados del Eln

Cansados de delinquir, de los malos tratos recibidos y de las condiciones en las que les tocaba vivir, tres integrantes del Ejército de Liberación Nacional, Eln, decidieron dejar las armas.
Por ello y buscando los beneficios que otorga el gobierno nacional alias el Paisa, el Negro y Liliana, tomaron contacto con personal de la Policía Nacional y el Ejército para así coordinar su desmovilización.

De este modo, las unidades de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, con el apoyo de las tropas del batallón de alta montaña número 5 General Urbano Castellanos Castillo, pusieron en marcha el debido operativo para recibir a estos tres insurgentes.

Así los miembros de la fuerza pública se desplazaron hasta el municipio de Argelia, Cauca, y procedieron con su traslado hasta la ciudad de Armenia.

Al momento de la entrega estas personas presentaron un mortero de 60 mm de fabricación casera, 4 granadas para el mismo, 29 cartuchos calibre 5.56 mm y un disco duro con información valiosa sobre la organización al margen de la ley.

Se trata de integrantes del frente de guerra José María Becerra que tomaron esta inteligente decisión, informó el coronel Édgar Alberto Quiroga, comandante de la Octava Brigada.

Explicó que lo que se hizo fue atender el llamado de estas personas, afectando así el poder de esta organización delictiva.

Los desmovilizados son alias el Paisa, de 45 años de edad, quien se desempeñaba como armero y explosivista y llevaba dentro de esta organización alrededor de 7 años; alias el Negro guerrillero raso, de 24 años de edad y con 5 años en la guerrilla; y alias Liliana, de 21 años de edad con 3 en el grupo, donde se desempeñaba como radista y reclutadora de personas mediante charlas ideológicas, además de ser la compañera sentimental de alias Jairo, tercer cabecilla del mencionado frente. Se destaca que estas tres personas hacen parte de un mismo núcleo familiar natural del Quindío.

Por su parte, el coronel Ricardo Suárez Laguna, comandante de la Policía en el departamento, dijo que vale la pena destacar el trabajo en equipo que básicamente está orientado a garantizar la seguridad de la comunidad en general y evitar sobre todo que este tipo de organizaciones lleguen a delinquir en los municipios quindianos. El objetivo es uno solo, derrotar al Eln y acabar con su poder destructivo que tanto daño ha causado al país."

En lo que va del 2017 la Octava Brigada ha recibido a 12 guerrilleros de diferentes frentes que se han desmovilizado.

Redacción
LA CRÓNICA