Ejercito Nacional de Colombia

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Inicioimagen no disponible INFORMES Y NOTICIASimagen no disponible Noticiasimagen no disponible Con acompañamiento del Ejército Nacional inició en Arauca sustitución voluntaria de cultivos ilícitos

Fin barra de navegación de las migas


Con acompañamiento del Ejército Nacional inició en Arauca sustitución voluntaria de cultivos ilícitos

Héroes multimisión están capacitados en diferentes aspectos que permitirán apoyar a los recolectores y brindarles seguridad.
En un nuevo hecho histórico para la zona rural del departamento de Arauca, autoridades civiles del orden departamental, regional y representantes de entidades nacionales, llegaron en compañía de la Fuerza de Tarea Quirón adscrita a la Octava División hasta las veredas El Oasis y Aguachica de Arauquita, para con un acto simbólico, iniciar oficialmente con la erradicación como antesala al Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito.
En esta zona del país, según información de la ONU existen aproximadamente 420 hectáreas de coca ubicadas en 42 veredas, que serán remplazados por productos de pancoger beneficiando a alrededor de 359 familias que se dedicaban a la actividad ilegal; proyectos productivos que al igual que la erradicación, serán acompañados por los héroes multimisión, pues además del recurso y las capacidades humanas, cuentan con las herramientas técnicas y tecnológicas necesarias.
Con este tipo de trabajo mancomunado entre la Fuerza Pública y la población, se prevé que los campesinos puedan recibir los incentivos del Gobierno Nacional y que éstos, a la vez, puedan cumplir con los compromisos adquiridos de erradicar, sustituir y no volver a sembrar, para alcanzar la meta de un departamento libre de coca antes de culminar el año 2017.
Al final del evento, los asistentes dentro de los que se encontraba el gobernador de Arauca y miembros de su gabinete, el alcalde de Arauquita, la Agencia de Renovación del Territorio, Enelar ESP, medios de comunicación y comunidad en general, coincidían en afirmar la gran sensación de confianza y esperanza que el trabajo interinstitucional ha generado en la búsqueda constante del desarrollo y progreso de la región llanera.