Ejercito Nacional de Colombia

Usted está aquí: Saltar la barra de navegación de las migas Inicioimagen no disponible INFORMES Y NOTICIASimagen no disponible Actualidadimagen no disponible En el Catatumbo son activados seis nuevos batallones con cerca de seis mil hombres

Fin barra de navegación de las migas


En el Catatumbo son activados seis nuevos batallones con cerca de seis mil hombres

29 de diciembre de 2017

En el Catatumbo son activados seis nuevos batallones con cerca de seis mil hombres Las nuevas unidades militares trabajarán de manera conjunta, coordinada e interagencial con la Policía Nacional, la Armada, La Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía
Ampliar Imagen [+]
Las nuevas unidades militares trabajarán de manera conjunta, coordinada e interagencial con la Policía Nacional, la Armada, La Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía
Dentro del proceso de transformación del Ejército Nacional, el Catatumbo es una de las áreas de atención prioritarias por ser una zona todavía inmersa en el conflicto con los grupos armados al margen de la ley, allí, diversos esfuerzos militares se han focalizado para contrarrestar el accionar delictivo y terrorista así como disminuir los factores de criminalidad que convergen en esta región del país.Por ello, el comando de las Fuerzas Militares y el Ejército Nacional crea cuatro nuevos Batallones de Operaciones Terrestres, un Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas y un Comando Operativo Energético para el Catatumbo.

Los Batallones de Operaciones Terrestres No.8, No.9, No.10 y No.11, serán orgánicos de la Fuerza de Tarea Vulcano y pasarán a reemplazar las Brigadas Móviles, 23, 30 y 33, que por años fueron las responsables de la seguridad del Catatumbo, sin embargo, los Batallones de Operaciones Terrestres se crean como resultado de la reorganización del Ejército Nacional y serán unidades militares que entrarán a defender la soberanía nacional con operaciones militares desde los siete municipios que tendrán a partir de hoy como jurisdicción: Tibú, El Tarra, Teorama, San Calixto, Hacarí, El Carmen, Convención y norte de Sardinata.

Por su parte, el Batallón de Fuerzas Especiales Urbanas No.2, contará con cerca de mil hombres en sus filas, quienes, haciendo uso de su entrenamiento en combate urbano, tendrán la gran responsabilidad de apoyar a la autoridad civil en los cascos urbanos del Catatumbo al mando de la Fuerza de Tarea Vulcano, para de esta manera contrarrestar los factores de criminalidad que convergen en esta región del país y consolidar aquellas zonas afectadas por el conflicto interno.

Así mismo, teniendo en cuenta la responsabilidad jurisdiccional encargada a esta unidad militar, se activa también el Comando Operativo Energético No.1 del Catatumbo conformado por los Batallones Especiales, Energéticos y Viales No.6, No.10 y No.21 y cerca de 1.500 hombres que se encargarán de proteger directamente 105 kilómetros del oleoducto Caño Limón Coveñas que recorren al área del Catatumbo, para así contrarrestar el delito de apoderamiento de hidrocarburos, que es a su vez un eslabón del narcotráfico que evita el desarrollo y productividad energética de esta región.

Las nuevas unidades militares trabajarán de manera conjunta, coordinada e interagencial con la Policía Nacional, la Armada, La Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía para fortalecer la seguridad regional. Son en total cerca de 6.000 hombres que desde hoy tendrán la responsabilidad de continuar garantizando la seguridad y defensa de los colombianos.

La Fuerza de Tarea Vulcano se repotencia y así el Ejército Nacional confirma su compromiso con la región del Catatumbo de evolucionar, avanzar y transformarse para ser cada día una institución más entrenada, más profesional y mejor capacitada para enfrentar las amenazas que persisten en la región, luchar contra el crimen organizado, estabilizar y consolidar los territorios, romper la dinámica del narcotráfico, apoyar las zonas donde se ha hecho sustitución de cultivos ilícitos para garantizar la seguridad de las comunidades, y llevar la institucionalidad a estos territorios para responder a las necesidades más sentidas de la población.